Hola Chica

Hola Chica: “Lo más complicado para una banda emergente es conseguir tocar”

Texto y foto: Paula Pérez

 

A ver. Me explicaré. A Hola Chica les entrevisté hará un año. Se me pasó el deadline, la entrevista ya no tenía ninguna conexión con la actualidad y me dije ‘bueno, cuando vuelvan a ser noticia transcribiré la entrevista y la publicaré’, ilusa de mí. Después, como era de esperar, llegaba el hecho noticiable y en ese momento no tenía tiempo de transcribir. Así fueron pasando los meses hasta hoy, que por fin me he plantado. Actualmente, su primer disco, Magnetism (Blind Records, 2016) está de aniversario y lo celebrarán con un concierto muy especial este sábado 2 de diciembre en Barts Club. Además, sorteamos dos entradas dobles para el concierto. Imperdible.

Hola Chica son una banda de pop alternativo fundada en Barcelona hace cinco años por Alex Guerra (voz) y Lucas Codes (bajo), quienes decidieron afianzar el proyecto con la incorporación de David G. Forés (batería), Víctor Alarcón (teclado) y Victor Tomás (guitarra)

Pero vamos con un resumen de la entrevista:

A la pregunta de cuáles son los principales retos para una banda emergente, aparte del obvio desafío de darse a conocer, contestaron que lo más complicado era tocar. “Los grandes no apuestan por ti y al final te acaba costando dinero tocar”, me dijeron. Los números es un tema complicado para las bandas emergentes y para todo ser humano. Pero quizá para las bandas emergentes más. Hola Chica me explicaron que se debe pensar en positivo para conseguir convertir las pérdidas en ganancias y que, además, “la motivación y las ganas de empezar en un estudio muy potente pueden con todo”. Confían en que pronto podrán recuperar la inversión e incluso vivir de ello y, más estables, volver a invertir y volver a perder para luego volver a ganar. Es el ciclo sin fin.

Sobre los por qué de la banda: Les gusta cuidar la estética, de ahí que la carátula de su debut y el videoclip para Radio girl estén tan logrados. Cantan en inglés porque “sale solo, además que todo lo que digas en inglés suena muchísimo mejor que en castellano, incluso parece que estás diciendo cosas relevantes”. Y se llaman Hola Chica porque realmente no se podían llamar de otro modo. Ese era el nombre que tenía reservado la vida para ellos. Y no hay por qué darle más vueltas.

Luego ya hablamos de Galicia, de diseño, de comida, de festivales metaleros, de otras referencias culturales… En fin. Mejor que se expliquen ellos la noche del sábado en Barts Club.

Hola Chica