Javier Álvarez Y The New Raemon, Sidecar

The New Raemon & Javier Álvarez

The New Raemon y Javier Álvarez, el combate riquiño

Texto: Pepa Fontal
Foto: Sergi Moro

¿Han visto alguna de esas batallas de gallos? Esas en las que dos raperos enfrentan sus mejores versos para vencer al oponente. Quizás también les sirva como modelo un combate de boxeo. Pues fue lo que hicieron The New Raemon y Javier Álvarez el día 20 en la Sala Sidecar. Pero en versión riquiña. Para los no avezados en el gallego:

riquiño-a (adj.): De rico + -iño, que tiene un valor diminutivo y afectivo. Se usa para describir a personas que despiertan ternura, tienen encanto o resultan adorables.

Y así fue: Un uno contra uno. Hombre y guitarra VS Hombre y guitarra. Barcelona VS Madrid. A propósito de Garfunkel (Cydonia, 2008) VS clásicos y playbacks-dance descacharrantes. Hagan sus apuestas.

The New Raemon ataca en el primer round con La cafetera y Javier Álvarez responde con La edad del porvenir. Round 2: Tú, Garfunkel contra Sunset Boulevard. Álvarez se lleva un punto extra por pedir silencio al público -¿si tienen algo tan importante que contarse por qué no van a un bar?- y canta Piel de pantera a capella y sin micro. Así, enfrentando temas y compartiendo miradas de cariño y admiración, llega Al mar. Primera y por el momento única canción del que será, cuando se publique en enero, el noveno largo de Javier Álvarez, con la producción de Ramón Rodriguez. Para que se incruste bien en nuestros cerebros la tocan dos veces, técnicas de marketing, dicen. Parece que funciona porque en la segunda ya hay coros. Aunque a alguien se le escape el Al mar! de Manel.

Y es también el motivo que nos lleva hasta la Sidecar. Porque los discos no se producen solos y a ellos no les gusta el crowfunding así que lo financian a base de conciertos. “Los que habéis venido esta noche vais a pagar mi disco”, dice Álvarez. Y se paga con gusto porque desprenden química, cuentan anécdotas e incluso The New Raemon se atreve a imitar a Fernando Fernán Gómez. Les hablaría también de los bailes de Javier Álvarez, pero me dejó sin palabras. Sus Grandes éxitos (DRO EastWest, 2001) -de otros- crecen con los bailes. Y es agradable ver que un cantautor no tiene que ser siempre un sufridor intensito.

¿El resultado del combate? Pues que quieren que les diga, ganamos todos los que estuvimos allí. Y que le den al boxeo. Javier Álvarez se lanza a la pista con una consigna clara: “menos deporte y más follar y bailar”. Pónganse a ello.

Javier Álvarez y The New Raemon, Sidecar

Javier Álvarez y The New Raemon

Javier Álvarez y The New Raemon, Sidecar

The New Raemon

Javier Álvarez y The New Raemon, Sidecar

Javier Álvarez

Javier Álvarez y The New Raemon, Sidecar

The New Raemon

Javier Álvarez y The New Raemon, Sidecar

Javier Álvarez

Javier Álvarez y The New Raemon, Sidecar

Javier Álvarez