Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

20º aniversario
de los Mojinos Escozíos:
Por el culo

Text: Jessica Cobos
Foto: Charlie Pérez

Se acerca tímido, algo raro en él, con las piernas apretadas. Se la mete por el culo. Se la saca y no conforme con olerla, hace que se la toque uno de sus compañeros, con la boca. Es, posiblemente, lo único que se ha metido en el culo porque a todos los demás nos ha metido en el bolsillo.

No hay preliminares, no hay teloneros, los Mojinos Escozíos revientan la Razzmatazz, en Barcelona, a pelo. Estamos en su 20º aniversario como grupo, nosotros y Estopa, Mario Vaquerizo, Buenafuente o Mago de Oz, en vídeos que vamos viendo después de unas cuántas canciones. “20 años jodiéndonos los oídos, ¡deberíais estar en la puta cárcel!”, dicen los que ‘alzan la cerveza’. Y de eso mismo hacen un trago antes de empezar la noche con su mítico Ueoh!! (Con cuernos y a lo loco, 2005).

El Sevilla va tan sumamente sexy vestido de boxeador que el público le grita el mítico “¡Sevilla, capullo, queremos un hijo tuyo!”, sin olvidarse del Puto, el Chicho, ni el resto del grupo a quienes van coreando canción tras canción. Parece que estemos en una sesión de risoterapia, es imposible no reírse en cada letra. Mucho cachondeo, mucha confianza entre el público y los Mojinos: hay esa conexión indecente de pareja que mantiene viva la relación. Pero entre los jaja’s no hay ni un acorde desafinado, ni un puto platillo mal tocado, son igual de buenos como personas que como músicos. Tan buenos que tienen que elegir entre las más de 300 canciones compuestas de sus 17 álbumes para esta noche.

El chow chow, Niño joé, El tatuaje o su canción de ‘amor’ por excelencia, Gerónima, son algunas de las elegidas. Los asistentes saltan, cantan, bailan, pero, sobre todo, ríen y las risas se contagian por toda la sala. Escucho a uno que comenta, “está moderado hoy El Sevilla porque se está grabando un vídeo”. Sí, este concierto saldrá en Youtube y no sólo eso, sino que también 10 de las canciones tocadas formarán parte de su próximo álbum con otras 10 inéditas. Es una noche especial, una noche importante y, tal vez, sí esté un poco más comedido de lo normal, pero el Sevilla sigue estando por encima del barómetro de desmesura. Tanto le da tomarse unas copichuelas de aguardiente como demostrar sus dotes de eructos infinitos a micro pelado. O de tocar Por el culo (Los novios que las madres nunca quisieron para sus hijas y el novio que las hijas nunca quisieron para su madre, 2008) metiéndose una trompeta literalmente por ahí. “Me dejaste sin el coche, sin el piso, sin un duro, por mi puedes metertelaaaaa…¡por el culooo!”

Se la mete por el culo. Se la saca y no conforme con olerla, hace que se la toque uno de sus compañeros, con la boca. Es, posiblemente, lo único que se ha metido en el culo porque a todos los demás nos ha metido en el bolsillo. Después del culo también viene ‘la pisha’, con Ya no me veo la pisha, y, cómo no, La pastilla de jabón o Semos las niñas del colegio de La Salle.

Se termina el cumpleaños y toca abrir los regalos. Nos quedamos ‘ojipláticos’ porque sortean una guitarra eléctrica entre todo el público. Sale el nº 1199. No me ha tocado. Pero, ah, al menos saldré en la portada de su próximo DVD, en el selfie que hacen con nosotros de fondo antes de despedir la noche. Así terminamos, todos metidos en su bolsillo.

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios

Mojinos Escozios