Concierto Del Trío De The Bad Plus (piano, Contrabajo Y Batería) Por El 48 Voll-Damm Festival Internacional De Jazz De Barcelona En El Conservatori De Liceu. Reid Anderson, Contrabajo; Ethan Iverson, Piano; David King, Batería. © Dani Álvarez

The Bad Plus

Eternos

Text: Martí Farré
Foto: Dani Álvarez

Ahora que, gracias a una popular serie de televisión, se ha puesto de moda, dicen, la filosofía, alguien podría apelar la teoría estoica del ‘eterno retorno’ para referirse al regreso sin ambages de The Bad Plus a la interpretación de clásicos de la música pop en clave de jazz. En realidad nunca renegaron de su querencia por jazzear con temas de Pink Floyd, Nirvana, Heart o Blondie, pero sí dejaron (parcialmente) de lado la particular fórmula con la que salieron a la palestra en 2001. Solo volvieron a la senda ‘coverística’ por la puerta grande en 2009, de la mano de la cantante Wendy Lewis y con el exitoso álbum For all I care (EmArcy en EU y Heads Up Records en US, 2008-2009 respectivamente). Fue un trabajo con el cual llegaron a actuar en festivales como el Primavera Sound, un hecho insólito si tenemos en cuenta el desinterés militante de los grandes eventos de pop-rock hacia otros géneros. No ocurre lo mismo en los festivales de jazz, pero eso es otra historia.

En It’s hard (Okeh Records, 2016), el disco que presentaron el 15 de noviembre en el Conservatorio del Liceu de Barcelona dentro del 48 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona, Ethan Iverson (piano), Reid Anderson (contrabajo) y Dave King (batería) se atreven con, por ejemplo, Cindy Lauper (Time after time), Peter Gabriel (Games without frontieres) y Johnny Cash (I walk the line). Para su actuación en Barcelona nos depararon, además, un par de sorpresas. La primera fue el estreno de una pieza con retranca, My friend Donald Trump, tal vez una vieja melodía ‘retitulada’ de urgencia, demasiado bella para el destinatario de la misma. La segunda sorpresa fue la aparición en escena de un ilustre compañero de viaje: el saxofonista Bill McHenry, que se sumó al trío para interpretar Alfombra mágica, pieza incluida en It’s hard y que McHenry escribió para su magnífico disco junto al añorado Paul Motian.

Al margen de una larga introducción de la ‘gamberrada trumpiana’ y de la aparición por sorpresa del gran McHenry, el concierto de The Bad Plus siguió según los cánones previstos, es decir, con la ejecución de piezas de autoría propia combinadas con los éxitos que componen el repertorio de su último trabajo. Brillaron en este sentido las versiones del archiconocido Time after time, también del Don’t dream it’s over y, sobre todo, de Mandy; interpretadas desde una aparente sencillez, en aras tal vez de resaltar el valor y la belleza de la melodía en su justa medida. Es decir, sirviéndola de forma convenientemente segmentada y sin perder la cadencia. “Vamos a tocar una de las canciones más bonitas del mundo”, dijo Reid Anderson para presentar el tema de Barry Manilow.

Muchos esperaban al The Bad Plus del Silence is the question, o al de La consagración de la primavera, espectáculo que nunca hemos podido disfrutar en estas latitudes, y eso que The Bad Plus se prodigan bastante por nuestros escenarios. Pero de vez en cuando no está de más disfrutar del retorno a la fórmula collage que les hizo famosos hace ya tres lustros. Es entonces cuando uno recuerda que los estándares de toda la vida son, como las canciones que interpreta The Bad Plus, melodías que en su día fueron populares, y que el jazz convirtió en eternas.

Concierto del trío de The Bad Plus (piano, contrabajo y batería) por el 48 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona en el Conservatori de Liceu. Reid Anderson, contrabajo; Ethan Iverson, piano; David King, batería. © Dani Álvarez

Ethan Iverson, piano; The Bad Plus

Concierto del trío de The Bad Plus (piano, contrabajo y batería) por el 48 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona en el Conservatori de Liceu. Reid Anderson, contrabajo; Ethan Iverson, piano; David King, batería. © Dani Álvarez

David King, batería; The Bad Plus

Concierto del trío de The Bad Plus (piano, contrabajo y batería) por el 48 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona en el Conservatori de Liceu. Reid Anderson, contrabajo; Ethan Iverson, piano; David King, batería. © Dani Álvarez

Reid Anderson, contrabajo; The Bad Plus

Concierto del trío de The Bad Plus (piano, contrabajo y batería) por el 48 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona en el Conservatori de Liceu. Reid Anderson, contrabajo; Ethan Iverson, piano; David King, batería. © Dani Álvarez

David King, batería; The Bad Plus

Concierto del trío de The Bad Plus (piano, contrabajo y batería) por el 48 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona en el Conservatori de Liceu. Reid Anderson, contrabajo; Ethan Iverson, piano; David King, batería. © Dani Álvarez

Reid Anderson, contrabajo; Ethan Iverson, piano; David King, batería; The Bad Plus