Concert-sidonie-bam-mediterraneament-barcelona-qualsevol-nit

BAM: Día 3

Hoy es ruido, pero mañana será pop

Text: Paula Pérez
Foto: Sergi Moro i Víctor Parreño

Muchas pantallas retransmitiendo lo que ocurría en el escenario Mediterràniament: Sidonie, en sustitución de Love of Lesbian, tocaban sus mejores temas mezclándolos con los de su último y octavo disco El peor grupo del mundo (Sony Music, 2016). Aunque este concierto no estaba planeado, no faltó público para corear Yo soy la crema, por ejemplo.

 

Yo soy la crema de toda mi generación.
Yo soy la crema, yo soy la crema.
Hoy es ruido, pero mañana será pop.
Yo soy la crema, yo soy la crema.

 

Pero antes de llegar aquí ocurrieron algunas cosas:

Era media tarde y la Antiga Fàbrica de Estrella Damm empezaba a llenarse. Bebés, jóvenes, maduritos y abuelas en un mismo espacio al aire libre dentro de la fábrica. Pero no todos estaban escuchando al Sr. Chinarro, ya que el escenario estaba en el interior. Perdía en foro y en ventilación pero ganaba en acústica, o eso dijo la organización. Antonio Luque, Sr. Chinarro, tiene complejo de Woody Allen: a casi un disco por año, El Progreso (El Sewell del Primavera, 2016) es de esas obras culmen que se recuerdan años después.

Más tranquilo el cantautor inglés que vino a continuación, Lloyd Cole. Hace pop, pero de esta clase de pop que propicia el prestigio de la crítica y el apoyo del público. Su álbum de debut fue con The Commotions, Rattlesnakes (Polydor en Europa y Geffen en América, 1984), y fue tan brillante que eclipsó todo lo demás. Pero siguió treinta años haciendo canciones que ahora recoge en una gira acompañado de su hijo William como guitarrista, ‘Playing the classic Lloyd Cole songbook 1983-1996’, que dio comienzo el sábado 24 en Barcelona. Cenamos y desembarcamos en el centro cuando empezaba Chris Cohen, en la Plaça del Àngels. Un cantante también de pop, pero añadiéndole el apellido de psicodélico. Y quizá el segundo apellido de indie, pues forma parte del sello Captured Tracks, símbolo de música independiente en Estados Unidos. Fue agradable.

De psicodelia iba la cosa. Porque los siguientes en tocar, esta vez en Coromines, fueron los Aquagascallo (su nombre se explica aquí). Si tu batería toca también con los australianos Tame Impala, es evidente que no puedes ser otra cosa. Este trío francés no defraudó, de hecho aportó mucho a la noche del sábado. De vuelta a la plaza del MACBA, lo que los entendidos pronosticaron como ‘el concierto’, de aquellos conciertos que al cabo de dos años dices “yeah, yo he estado ahí”: Eska. Párate un momento y escucha esta voz:

Nada más que añadir.

La formación de Nothing Places es espectacular. En sí son de Barcelona pero han pasado por casi todos los grupos pop de carácter nacional que ‘lo están petando’. Tal vez por eso su música tenga multitud de influencias y saltos en el tiempo en cuanto a estilos. Aunque la locura llegó con los franceses Zombie Zombie. El público vibraba y se sacudía al son de los ritmos electrónicos que creaban Etienne Jaumet, Cosmic Neman y Doc Shonberg. El éxtasis que provocaban sus tambores era bastante generalizado. Una chica rubia dio tantas sacudidas al aire con los ojos cerrados que casi se desmaya. Sonaban muy bien, pero tampoco eran para caerse muerta ahí mismo chiquilla.

Y después fuimos a Sidonie y acabamos ahí la noche. Los asistentes estaban muy animados, pero nosotros ya para el arrastre; muchos días durmiendo muy poco. Recogimos todo y para las motos. “Menudas caras de cansancio, si casi acaba de empezar”, nos dice un ‘segurata’ muy amigable. Reímos y le contestamos que ha sido un día muy largo. Y una semana muy larga también, pienso yo. Con todo, viví una bonita manera de poner punto y final al Festival Barcelona Acció Musical (BAM), al Mercè Música y a las propias Festes de la Mercè:

Escucho a Marc Ros desde el paseo de Bogatell decir que tiene ganas de bailar con Lori Meyers, Supersubmarina, Los Planetas, León Benavente, La Habitación Roja, Egon Soda… Y una casi interminable lista de grupos guays. Y yo pienso “vale la pena”. Y él dice “visca el pop”. Joder, sí.

concert-sr-chinarro-bam-fabrica-damm-barcelona-qualsevol-nit

Sr Chinarro  | © Sergi Moro

concert-lloyd-cole-bam-fabrica-damm-barcelona-qualsevol-nit

Lloyd Cole  | © Víctor Parreño

concert-chris-cohen-bam-plaça-dels-angels-barcelona-qualsevol-nit

Chris Cohen  | © Víctor Parreño

concert-chris-cohen-bam-plaça-dels-angels-barcelona-qualsevol-nit

Chris Cohen  | © Víctor Parreño

concert-chris-cohen-bam-plaça-dels-angels-barcelona-qualsevol-nit

Chris Cohen  | © Víctor Parreño

concert-lafawndah-bam-plaça-joan-coromines-barcelona-qualsevol-nit

Lafawndah  | © Sergi Moro

concert-aquagascallo-bam-plaça-joan-coromines-barcelona-qualsevol-nit

Aquagascallo  | © Sergi Moro

concert-eska-bam-plaça-dels-angels-barcelona-qualsevol-nit

Eska | © Sergi Moro

concert-nothing-places-bam-plaça-joan-coromines-barcelona-qualsevol-nit

Nothing Places | © Sergi Moro

concert-eska-bam-plaça-dels-angels-barcelona-qualsevol-nit

Eska | © Sergi Moro

concert-nothing-places-bam-plaça-joan-coromines-barcelona-qualsevol-nit

Nothing Places | © Sergi Moro

concert-nothing-places-bam-plaça-joan-coromines-barcelona-qualsevol-nit

Zombie Zombie | © Sergi Moro

concert-zombie-zombie-bam-plaça-dels-angels-barcelona-qualsevol-nit

Zombie Zombie | © Sergi Moro

concert-sidonie-bam-mediterraneament-barcelona-qualsevol-nit

Sidonie | © Víctor Parreño

concert-sidonie-bam-mediterraneament-barcelona-qualsevol-nit

Sidonie | © Víctor Parreño

concert-sidonie-bam-mediterraneament-barcelona-qualsevol-nit

Sidonie | © Víctor Parreño

concert-sidonie-bam-mediterraneament-barcelona-qualsevol-nit

Sidonie | © Víctor Parreño