Concert-belako-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Belako + Yellow Big Machine

Fuerza, brío y Belako

Text: Paula Pérez
Foto: Víctor Parreño

“Juventud, divino tesoro”, escribió Rubén Darío. Quizá por tener la fuerza necesaria para romper con lo establecido y al mismo tiempo la delicada capacidad de ver la belleza. Así es Belako, la banda formada por unos vizcaínos tan jóvenes que cuesta creer que empezaran a producir en 2011. Algunos dicen que suenan a post-punk, aunque en el directo que ofrecieron en Music Hall no faltaron los sonidos electrónicos. En cualquier caso, podrían escribirse dos líneas de etiquetas separadas únicamente con guiones que no llegarían para describirlos en su totalidad. Entre los saltos, la atmósfera enérgica y las cervezas, para ser un viernes a finales de diciembre, esa noche en Barcelona no hacía frío.

El anterior grupo, Yellow Big Machine, lo reventaron. En todos los sentidos posibles. Son salvajes y melódicos a la vez, son hardcore y son pop. Son de Bilbao y joder, en ese concierto se volvieron locos. Sobre todo Roberto Villar (batería), que en el último tema salió de las sombras dando tumbos, para volver donde estaba y propinarle unos buenos puñetazos a los toms. Los platillos a tomar por culo y las baquetas precipitándose disparadas hacia el público. Que somos vascos hostia. El escenario acabó igual que la portada de su último disco, “Here Comes the Big Fun”, y se marcharon dejando una estela de caos amarillo. Personalidad tienen, eso no se lo quita nadie.

Un cigarro y entró Belako, a quienes ya habíamos visto en el Tibidabo Live Festival. Y fueron un continuo hit. No dejaron respirar. Una servidora quería anotar detalles del concierto, pero la pasión que desprendían desde el escenario impedía que el público se desconcentrara. Disfrutan allí subidos, y cómo se nota. A veces cantan en euskera, pero la mayor parte de las letras están en inglés; algo que recuerda un poco a Dover en sus principios, aunque en realidad no tengan nada que ver.

Es complicado hacerse hueco en la escena musical independiente, pero Belako está dando un buen par de razones para permanecer en ella: la primera se llamó “Eurie” (Gaua Records, 2013) y la segunda se estrenará el próximo 22 de enero bajo el nombre de “Hamen” (Mushroom Pillow, 2016), que significa ‘aquí’ en euskera. Estos chicos nos tenían a todos hipnotizados. La energía fluía entre los asistentes, contagiándose la vitalidad de unos a otros. Muchos brincaban. No era para menos: Track Sei, Crime, Mum, Beautiful World… Tocaron todas. Y, por supuesto, Sea of confusion, que además tiene un bideoklipe espectacular. Gritó un hombre de mediana edad entre el público, que no paró de dar puñetazos al aire:

– ¡Que buenos sois joder!

 

Crònica publicada originariament a La Columna al desembre de 2015.

concert-belako-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Belako

oncert-belako-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Belako

oncert-belako-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Belako

oncert-belako-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Belako

concert-belako-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Belako

oncert-belako-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Belako

oncert-belako-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Belako

concert-yellow-big-machine-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

Yellow Big Machine

concert-yellow-big-machine-sala-music-hall-barcelona-qualsevol-nit

 Yellow Big Machine